Muchos piensan que no hay demasiadas ventajas en comprar una bicicleta eléctrica, pero lo cierto es que puede ser una de tus mejores inversiones.

Las bicicletas fueron el medio transporte por excelencia hace mucho tiempo y con la aparición de los automóviles y motocicletas quedaron en un segundo plano.

Desde luego, un automóvil en el que puedes viajar con tu familia y amigos siempre será más cómodo y funcional que una bicicleta eléctrica.

Sin embargo, cuando te desplazas solo por la ciudad o te recreas agradecerás las dos delgadas ruedas de tu bici.

A continuación te explicamos las ventajas que no debes pasar por alto antes de tomar tu decisión:

1.- Comprar una bicicleta eléctrica es más económico

Mujer en bicicleta electrica descansando en el camping

Primero que todo, comprar una bicicleta eléctrica es más económico que un automóvil o motocicleta de segunda mano.

El costo de estos vehículos, tanto si funcionan con combustible como con electricidad, es muchísimo más elevado en comparación con el de una bici.

Además, si pagas transporte público o un taxi al cabo de un año te darás cuenta de que pedalear un poco hubiese sido más económico.

Incluso existe opciones de kit de bicicleta eléctrica, que consiste básicamente en un motor con los complementos necesarios para ser instalados.

Solo debes seguir las instrucciones del manual para adaptarlo a la tuya ¡Y listo!

2.- Puedes ampliar tu ruta y probar nuevos territorios

Tal vez has querido subir una montaña con tu bicicleta o visitar una parte de tu ciudad pero no te animas a pedalear todo ese recorrido.

El motor de una bicicleta eléctrica te da un impulso extra que te ayudará a ir un poco más lejos en tu ruta acostumbrada.

Esto no quiere decir que la bicicleta va a cargarte tal y como lo haría una motocicleta, se trata de un impulso más leve, pero que sirve de gran ayuda.

Por esta misma razón las personas que recién comienzan en el mundo del ejercicio podrían comprar una bicicleta eléctrica.

3.- Una bicicleta eléctrica se adapta a cualquier persona

Pareja mayor en paseo en bicicleta country

Las personas con alguna condición de salud a veces se cohíben de subir a una bicicleta por miedo a hacerse daño mientras pedalean.

Y en realidad, alguien con alguna lesión en los tobillos o rodillas puede lastimarse por el sobreesfuerzo.

Aquí la ayuda de una bicicleta eléctrica reduciría el impacto que una pendiente o una larga trayectoria tiene en una articulación o músculo lastimado.

4.- Son el medio de transporte más rápido de la ciudad

En comparación con una bicicleta en la que tú mismo pedaleas, un auto, autobús o motocicleta son más rápidos.

Pero si sumas los semáforos, el tráfico y las paradas, entonces te darás cuenta de que al comprar una bicicleta eléctrica te moverás más rápido.

No hay filas para las bicicletas y puedes tomar atajos por casi cualquier calle, así que llegarás a cualquier sitio en menos tiempo.

5.- Las bicicletas son de bajo mantenimiento

El motor de una bicicleta eléctrica no requiere de mucho mantenimiento o cuidados especializados para mantenerse funcional.

En realidad, basta con una revisión anual para comprobar que todo funcione correctamente y con una limpieza esporádica.

Por otra parte, la batería del motor puede durar entre cinco y siete años si se le da un uso intensivo y el repuesto no es tan costoso como el de un automóvil.

6.- Al comprar una bicicleta eléctrica te olvidas de los estacionamientos

Una de las grandes ventajas de las bicicletas eléctricas es que no tienes que buscar un estacionamiento para colocarla mientras no la usas en la calle.

Puedes colocar tu bici en cualquier sitio designado para bicicletas, que son cada vez más frecuentes en las ciudades.

Como ves, comprar una bicicleta eléctrica tiene muchas ventajas, pero será necesario que te asesores muy bien antes de realizar tu compra, por ello contacta con nosotros Bike Alicante donde llevamos muchos años ayudando a cientos de clientes en la compra.