La presión adecuada para los neumáticos de una bicicleta es uno de los detalles técnicos que debes aprender si te dedicas al ciclismo.

Ya sea que la bicicleta forme parte de tu estilo de vida o sea tu pasatiempo favorito, el conocimiento básico te evitará problemas o te sacará de ellos.

Sucede igual que cuando compras un automóvil por primera vez y descubres que debes hacer cambios de aceite o que debes cuidar el aire de las ruedas.

El aire en las ruedas de una bicicleta también es importante, define tu seguridad, comodidad y capacidad de adaptación al terreno.

Determina la presión adecuada para los neumáticos de una bicicleta según el fabricante

Una forma muy sencilla en que puedes saber cuál es la presión adecuada para los neumáticos de una bicicleta es siguiendo las instrucciones del fabricante.

Basta con que revises los números marcados al costado de la cubierta de tus llantas. Casi todos los modelos tienen esta información.

Aquí encontrarás la presión máxima y mínima recomendada para ese tipo de rueda, pero son solo una referencia que tú puedes adaptar.

Las llantas de MTB tienen una presión que oscila entre los 25 y 30 PSI, mientras que en las bicicletas híbridas esta cifra se ubica entre los 40 y 70 PSI.

Por lo general, los neumáticos anchos tienen una presión más baja que la de los más finos y de diámetro más pequeño, sin embargo, no se trata de una norma estricta.

El peso y la presión del aire en las ruedas

Ciclismo de nieve

Como cabe esperar, existe una relación entre la presión del aire en las ruedas de una bicicleta y el peso del ciclista.

La presión que debes aplicar dependerá también, en gran medida, de tu peso corporal y del equipaje que lleves, en caso de que así sea.

Cuanto más pesado seas, o más equipaje lleves, necesitarás de una presión más alta que sustente al neumático y te permita el desplazamiento.

Como normal podríamos decir que por cada kilogramo de peso adicional en la bicicleta, deberás aumentar la presión en los neumáticos en un 1%

Es decir, si la presión indicada por el fabricante es un 42 PSI y llevas 6 kilos de equipaje, deberás aumentar la presión un 6%, que sería en total 44,52 PSI.

Por otra parte, nuestro peso corporal no se distribuye de manera uniforme en toda la bicicleta, así que ambas ruedas no pueden llevas la misma presión.

Una forma sencilla de determinar presión adecuada para los neumáticos de una bicicleta es dejando aumentando la presión en la rueda trasera.

La parte de atrás de una bicicleta lidia con el 60% de la carga, por lo que es aquí donde deberás aumentar el 1% de presión por cada kilogramo de peso extra.

La presión adecuada también es la que se adapta al camino

Todo sabemos que del dicho al hecho hay mucho trecho, así que las recomendaciones del fabricante y los cálculos que hagas podrían funcionar o no.

Si vas por un camino con pendiente pronunciada o con muchas irregularidades por el tipo de suelo, una presión un poco elevada será más útil.

El aire en las ruedas de una bicicleta te permitirá absorber mejor la vibración que se genera al desplazarte y será mucho más cómodo y rápido avanzar.

Una presión demasiado baja hace que sea más difícil pedalear, en realidad, si lo intentas sentirás más peso.

Por lo tanto, es la experiencia la que te ayudará a decidir cuál es la presión adecuada para los neumáticos de una bicicleta, además del conocimiento que debes tener previamente sobre el tema.